Desde el departamento técnico de Manica queremos informar de los buenos resultados que estamos obteniendo con nuestra novedad DACUSOL en el cultivo del olivo.

Las aplicaciones realizadas este verano han demostrado que DACUSOL es una herramienta eficaz para prevenir el golpe de sol y ayudar a reducir el estrés hídrico en los olivos. Los árboles tratados con DACUSOL han quedado protegidos del sol con el film blanquecino que forma el producto, de forma que los árboles logran una disminución de su temperatura. Este menor estrés del cultivo se ha traducido en una rápida recuperación de la parada estival, llegando en mejores condiciones a la etapa final del cultivo, justo antes de recolección.

Por otra parte, en las zonas donde la mosca ha empezado a picar, se observa una menor incidencia de picada, llegando al 90% de eficacia respeto a las zonas no tratadas. Esto se traduce en una mayor cosecha y de más calidad, demostrando que se puede combatir la mosca del olivo de forma ecológica y sostenible.

También se ha podido comprobar la gran persistencia del producto tras las primeras lluvias: DACUSOL ha permanecido perfectamente adherido al árbol, sin que apenas se haya producido lavado. Gracias a esta alta persistencia, podremos repetir la aplicación a una dosis menor que la inicial, para cubrir el engorde de la aceituna y uniformizar la barrera tanto fisísica como química de DACUSOL.

Desde Manica estamos orgullosos de poder contar con esta herramienta revolucionaria para el olivo. DACUSOL es un producto de presente y, sin duda alguna, de futuro.