Ahora que nos encontramos cerca de la cosecha, es importante seguir protegiendo las vides de la posible aparición de botritis, enfermedad que afecta significativamente al rendimiento de la producción y que puede tener influencias negativas en la fermentación y en las propiedades organolépticas de la uva.

Recomendamos el uso de BOTECTOR (registro fitosanitario nº 25.633) para prevenir el desarrollo de la botritis en los racimos. BOTECTOR actúa por competencia de espacio y nutrientes, colonizando las posibles micro-heridas presentes en la superficie de la uva. Gracias a su elevada velocidad de crecimiento, las entradas naturales quedarán completamente colonizadas por Aureobasidium pullulans y el patógeno no podrá infectar la planta.

La gran ventaja de BOTECTOR es que no tiene plazo de seguridad y no deja residuos químicos, además de que al actuar como antagonista no genera resistencias (carece de la clasificación FRAC). Otro punto fuerte es que aplicaciones con BOTECTOR en maduración, mejora la conservación de la uva cosechada, favoreciendo su almacenamiento y transporte. El bio-film protector que se crea en la superficie del fruto retrasa la deshidratación de los racimos alargando el verdor de los raquis, asegurando una calidad excelente durante todo el ciclo del cultivo.

Para ampliar la información sobre las dosis, mezclas y cualquier otra cuestión, póngase en contacto con nuestro distribuidor de la zona o con el servicio técnico en info@manicacobre.com.