El pasado 28 de Abril fue inaugurado en Rovereto (Italia) el Museo Manica, un lugar en el que se repasa la historia de la compañía de referencia en el valle de Vallagarina, en pleno corazón de la región Trentino-Alto Adige.

A la inauguración acudieron 300 personas, entre las que se encontraban importantes autoridades locales, proveedores, colaboradores, clientes y representantes de las filiales en algunos de los más de 70 países a los que se exportan sus productos, como es el caso de Manica Cobre S.L., su filial en España. La colaboración de 50 estudiantes del Liceo Rosmini ha permitido catalogar documentos, fotos, objetos e instrumentos de producción que han pasado a formar parte del museo permanente.

Fundada en 1948 por Ettore Manica en el humilde barrio Borgo Sacco, esta planta de producción ha tenido una importancia histórica y económica en toda la región, convirtiéndose en una de las firmas más importantes de productos fitosanitarios en Italia. De Borgo Sacco al mundo.